Alternativas arquitectónicas para proteger nuestras edificaciones de los rayos UV

Proteger nuestras edificaciones e instalaciones del ─a veces tan molesto- sol, se ha transformado hoy en una gran preocupación.

alternativas arquitectónicas a los cortasoles

Proteger nuestras edificaciones e instalaciones del ─a veces tan molesto- sol, se ha transformado hoy en una gran preocupación, principalmente porque los rayos UV generan un grado de envejecimiento de los materiales, lo que ha llevado a pensar en alternativas que protejan los espacios.

Si bien cada edificio tiene su propia posición y orientación, la llegada del sol no es igual para todos lados, pero independiente de esto, al ser una exposición constante, afecta de todas maneras.

Esto se suma a que muchas edificaciones poseen ventanas de mayor o menor tamaño, las que también contribuyen a modificar las condiciones de luz.

Ante esto, es esencial contar con elementos que logren proteger nuestras edificaciones de los rayos UV, de modo de cuidar así la pintura, el diseño y retrasar su deterioro.

Eso sí, tampoco se trata sólo de proteger la fachada de nuestros edificios, también es importante el control solar desde el exterior hacia el interior ya que nos permite cuidar los muebles que pueden verse afectados por la radiación.

Si lo que se quiere cubrir es parte del exterior, como por ejemplo una terraza, también existen alternativas como las pérgolas que permitirán proteger del sol más directamente.

Esto también contribuye a poder contar con un espacio cómodo y acogedor para pasar las tardes, almorzar y, además, permite proteger las plantas o árboles que se ven afectados por el calor.

Opciones que sirven como cortasoles

Dentro de las alternativas que destacan para proteger las edificaciones del sol, se pueden encontrar los louver, paneles, pérgolas y persianas.

En cuanto a los louvers, estos son ─por decirlo de una forma simple- persianas que van por fuera de las edificaciones. Desde el punto de vista funcional, permiten controlar la luz que entra desde el exterior y, por otro lado, también evitar el ingreso de la lluvia y del sol de forma directa.

Desde el punto de vista del diseño, dan una apariencia uniforme y, por supuesto, realzan el espacio. Se pueden encontrar louvers de alumnio e incluso louvers de madera.

Otro elemento que sirve para proteger las edificaciones del sol son los paneles que pueden ser compuestos o perforados, opciones que permiten revestir las fachadas con un alto nivel de personalización, puesto que existe una gran variedad de materiales, color, tamaños, perforaciones, etc.

Los paneles compuestos, por su parte, ayudan a la problemática de la aislación térmica, sin dejar de lado el diseño. Este tipo de panel también son tipos de paredes acústicas, puesto que poseen un gran nivel de aislación del sonido.

Los perforados, por su parte, tienen –como lo dice su nombre- perforaciones que también protegen de los rayos uv, pero dando un diseño único y de vanguardia.

Otros usos

Si lo que se quiere es proteger del sol pero a través de las ventanas, una excelente forma de controlar la entrada de rayos UV son las persianas metálicas, que ofrecen una alta privacidad, protege contra los rayos UV y, además, dan un increíble confort visual.

Y si lo que se busca es proteger el exterior, siempre se puede contar con la clásica pérgola de madera, cuyo diseño tan clásico permite actuar como control solar y, por otro, entregar toda la elegancia y vanguardia que la madera puede dar, protegiendo así los espacios externos.

Todos estos elementos están disponibles en la compañía líder en soluciones arquitectónicas Hunter Douglas, donde podrán encontrar un sinnúmero de productos para mejorar ese espacio soñado con comodidad y elegancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *